El PSOE, en plena Pandemia, deja claras sus prioridades y da un paso más en el control de la Propaganda

Tiempo de lectura: 2 minutos

En el Pleno municipal del próximo jueves se dará cuenta de un escrito de alcaldía en el que cesa al actual responsable de comunicación del Ayuntamiento para sustituirlo por un nuevo asesor del alcalde, un ex cargo del PSOE de la Provincia de Alicante. Esto ha generado un nuevo distanciamiento entre los miembros del equipo de gobierno, esta vez hecho público por parte de los Verdes.

La polémica respecto al área de comunicación no comienza aquí, sino que hace unos meses, en plena Pandemia, el PSOE ya encargó a una empresa -de fuera de Villena- (sin expediente de contratación) una auditoria de comunicación para analizar en qué aspectos podían mejorar y, posteriormente, realizaron un contrato menor con esta misma empresa por importe cercano a los 15.000 euros -límite legal permitido para los contratos adjudicados a dedo-, por el cual la empresa sigue realizando sus servicios de consultoría de comunicación al equipo de gobierno. Casualmente la persona de la empresa que se ocupa de esta función es un ex alto cargo del PSOE de la Provincia de Alicante. Además, también durante la Pandemia, el PSOE ha encargado la realización de distintas campañas de comunicación a un miembro de la candidatura de Fulgencio Cerdán y el PSOE en las últimas elecciones municipales. Por esta situación, la pasada semana, el PP registró una decena de documentos solicitando facturas relacionadas con estos servicios.

Además, en el comunicado de los Verdes se dice, entre otras cosas, que «queda exigir que se abra la vía del diálogo y la participación para poder aprobar los proyectos e inversiones que nuestra ciudad necesita». Lo que demuestra que, como hemos denunciado desde las elecciones, el único pacto al que han llegado Verdes y PSOE es el reparto de los sueldos y de los cargos de confianza. Por eso, pese a nuestra reiterada solicitud insistente para que se hiciese público el proyecto de Gobierno, el alcalde se comprometió a dárnoslo y decía que lo tendríamos pronto (esto en verano de 2019) pero nunca lo hicieron público. Porque de lo que Villena necesitaba y qué proyectos querían poner en marcha no hubo ningún acuerdo, lo hubo sobre sillones.

En lugar de volcar todos los esfuerzos en minorar los efectos de la Pandemia están preocupados en el control de la comunicación, del relato, de la propaganda. Porque esto es este equipo de Gobierno: propaganda y fachada, pero en cuanto se rasca un poco se ve la realidad.

Lo que queda patente, de nuevo, es que existen dos equipos de gobierno con un alcalde incapaz de mantener el orden interno en sus equipos y de cumplir su palabra, como vemos en reiteradas ocasiones.

Lo que resulta de todo esto, como hemos visto en este periodo, es que la consecuencia directa de estar centrados en guerras de poder es que no se gestiona con eficacia. Un ejemplo de ello es que por segundo año consecutivo (de este equipo de gobierno) finaliza el mes de enero sin haber presentado el presupuesto municipal, lo que deriva, directamente, en que el Ayuntamiento no puede dar ayudas económicas para empresas, comercios, hostelería, etc. ni pueden haber ayudas sociales, ni escolares, etc.

La conclusión de todo ello es que por guerras internas, que ni siquiera dejan aparcadas en Pandemia, deriva en una merma de la calidad de los servicios públicos. Observamos con profunda desesperanza que se continua con la misma tónica que en los últimos años y todo sigue igual en nuestro Ayuntamiento; y esta es una realidad que se puede maquillar gastando más en propaganda, pero no cambiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.